martes, 12 de abril de 2016

La mezquita "Nasir ol Molk"


Hay veces en los viajes en que, después de caminar todo el día viendo un sinfín de sitios, te encuentras al final con un lugar mágico.

Hemos tenido la suerte de encontrarnos con varios de ellos, pero uno de los más impactantes puede ser esta mezquita de Nasir Ol Molk en Shiraz, Irán. Y eso que no fuimos por la mañana, cuando el sol refleja sus rayos sobre los vidrios tintados llenando todo el espacio de un mar de colores que inundan la mezquita.

Todavía no me explico como un lugar tan pequeño te puede envolver tanto y, a la vez, trasladarte a lugares desconocidos de tu mente, en cada uno de los pasillos.


Y el exterior, tampoco se queda atrás...


Es increible la paz y la armonía que te desprende el equilibrio de su arquitectura.

Recomiendo enormemente viajar a Irán, ya que es un país muy seguro, y sus gentes son extraordinarias, muy amables y respetuosos. Una cultura muy alejada a otras culturas del medio oriente.

La única pega es para las mujeres ya que están obligadas a llevar velo siempre que se encuentren en público.


Como muchos ya sabéis, Irán es un país islámico, aunque de la rama Chiita, distinta a la sunita de paises como Arabia Saudí, Egipto o Turquía.

A los Chiitas les está permitido rezar 3 veces al día, juntando 2 rezos en uno, al mediodía y a la noche.

Normalmente, ubican una piedra a la altura de la frente cuando tocan con ésta el suelo en el rezo. Muchos creen que si tienes más callo en la frente, eres más devoto.


También usan una especie de rosario para contar los rezos.

Nasir Ol Molk, una delicia para los sentidos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada